Prensa

SÍ, el tamaño del pene importa

Un nuevo estudio concluye que las mujeres prefieren a los hombres con un gran falo, lo que incluso pudo influir en la evolución humana

La cuestión del tamaño del pene ha sido objeto de debate y un componente de la fantasía masculina desde la noche de los tiempos, pero aquellos que pretendan salvar su orgullo y el interior de su bragueta ninguneando la importancia de una buena talla van a recibir una mala noticia. Una nueva investigación realizada por biólogos australianos confirma que, en efecto, las mujeres se sienten atraídas por hombres cuyo órgano sexual es grande.

Claro que eso no lo es todo. Estudios previos ya habían demostrado que ellas prefieren a los hombres más altos, con hombros anchos y caderas estrechas. Los investigadores de la Universidad Nacional de Australia lo corroboran, pero además añaden el «detalle» del falo. Precisamente, un pene grande resulta aún más atractivo si el varón es alto, quizás porque su altura puede hacer que un miembro de talla pequeña se vea aún más diminuto. Eso sí, si el hombre es bajo y tiene un cuerpo poco agraciado, de poco le sirve estar muy bien dotado. «Si usted tiene un pequeño cuerpo con forma de pera, un pene grande no va a aumentar su atractivo sexual», apunta Brian Mautz, coautor del estudio, publicado en la revista Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias de EE.UU. (PNAS).

«Los biólogos creen que antes de que los seres humanos modernos, el Homo sapiens, lleváramos ropa, las mujeres utilizaron el tamaño del pene como un factor en la elección del mejor compañero posible para la reproducción, pero pocos datos se han añadido para apoyar esta hipótesis», afirma Michael Jennions, también autor de la investigación. Para comprobar si hoy en día ocurriría lo mismo, los investigadores mostraron a 105 mujeres jóvenes cincuenta imágenes digitales de siluetas varoniles con diferentes tamaños y anatomías, incluso con el pene en reposo. No había duda, las participantes preferían algo que las impresionara.

Ver Nota completa Ver Tratamiento

PLASMA RICO EN PLAQUETAS

El exclusivo tratamiento de Demi Moore para ser diosa a los 50

La actriz norteamericana Demi Moore viaja habitualmente a Alemania para someterse a un tratamiento para combatir la artrosis, el desgaste de las articulaciones y también las arrugas en la piel.

Según publica el diario alemán Bild Zeitung, la ex de Bruce Willis Ashton Kutcher asiste a la clínica del especialista Peter Wehling para realizarse una novedosa terapia que manipula la sangre del paciente.

Este sistema no solo es la última tendencia en la lucha contra el dolor, sino también en métodos de belleza para combatir las arrugas. La actriz de 50 años se ha sometido a varias operaciones estéticas, en pechos, labios, rostro y distintas liposupciones.

"El cuerpo posee proteínas buenas que luchan de manera automática contra las inflamaciones en las articulaciones como sucede con la artrosis. En este tratamiento se extrae la sangre y se filtran esas proteínas protectoras que posteriormente se vuelven a inyectar en el paciente", explica el doctor Wehling en una entrevista con el diario alemán y que reproduce DPA.

"Estas proteínas mantienen en jaque a las 'proteínas destructivas' del paciente. De esta manera, el cuerpo puede protegerse él mismo y regenerarse más fácilmente", agregó el doctor, entre cuyos pacientes se encuentra también la estrella de la NBA Kobe Bryant.

Este tratamiento también se aplica en terapias de rejuvenecimiento de la piel. En ese caso, se extrae plasma amarillento de la propia sangre y se inyecta en determinadas partes del cuerpo.

"Con estas inyecciones se estimula la regeneración natural de las células de la piel, se activa la producción de colágeno y es bueno para el tejido conjuntivo", concluyó el médico.

Ver Nota completa Ver Tratamiento