Gluteoplastia

Tener buenos glúteos no es solamente un tema que preocupa a las mujeres sino también a los hombres.

La cirugía de aumento de glúteos, denominada científicamente gluteoplastia, es el procedimiento ideal para realzar la figura y alcanzar una armonía corporal arraigada a la belleza. Usada en ambos sexos, busca levantar, aumentar, mejorar o modelar el volumen y la forma de los glúteos, a aquellas personas que desean perfeccionar su aspecto físico.

Actualmente, existen dos formas de aumentar los glúteos mediante cirugía estética. Una es utilizando injertos de grasa, extraída previamente de otras partes del cuerpo; la otra es a través de la colocación de implantes en los glúteos, similares a los utilizados en la cirugía de aumento de mamas.

1.- LA GLUTEOPLASTIA DE AUMENTO DE GLÚTEOS CON IMPLANTES:

Esta operación consiste en la colocación submuscular de prótesis, dependiendo de cada caso en particular el tipo, volumen y superficie adecuado. Los implantes son de silicona de alta calidad y de reconocidas marcas.

La anestesia a utilizar durante la cirugía la definirá el profesional en una entrevista previa, dependiendo de los factores personales del paciente y preferencias del médico. Si bien se puede utilizar anestesia general, habitualmente se realiza con peridural, a la cual se le agrega una sedación suave para mayor bienestar del paciente.

La duración de la intervención es de aproximadamente dos horas, aunque se recomienda un día de internación para inmovilizar la zona en pos de obtener un mejor resultado postoperatorio.

Es importante señalar que por lo general no tiene complicaciones, salvo la aparición de hematomas, infección, alteración en la cicatrización o contractura capsular. Para ello, el profesional le brindará las indicaciones necesarias para tratar de evitarlas.

En caso de existir dolores o molestias luego de la cirugía, el profesional podrá indicar medicación para su disminución. Generalmente, la evolución es muy bien tolerada, aunque es preciso aclarar que durante las primeras semanas postoperatorias el paciente deberá utilizar una faja compresiva de lycra. No obstante, pasada la primera semana podrá retomar su rutina habitual, evitando esfuerzos y actividades deportivas.

Si bien dependerá de la evolución de cada paciente, se calcula que a las cinco semanas el paciente podrá realizar la gran mayoría de las actividades.

2.- LA GLUTEOPLASTIA DE AUMENTO DE GLÚTEOS CON LIPOESCULTURA:

Esta cirugía se realiza en pacientes con exceso de tejido adiposo, combinando la lipoaspiración de la cintura, caderas y abdomen con lipotransferencia en glúteo. Es decir, se succiona la grasa de zonas que se encuentran en exceso y se inyecta en los glúteos, evitando la inclusión de implantes de silicona, modelando el contorno corporal y logrando evidentes resultados estéticos.

La utilización de la anestesia, las posibles complicaciones y el postoperatorio son muy similares al de la cirugía de aumento con implantes.

3.- LEVANTAMIENTO GLUTEO CON HILOS TENSORES:

Si se busca elevar los glúteos sin aumentar su volumen, lo ideal es la aplicación de hilos tensores, que es una técnica mínimamente invasiva que remodela sin necesidad de colocar prótesis.

Los hilos de sustentación modifican la caída del tejido graso glúteo, efectuando la elevación de la grasa, dando el aspecto de un glúteo con redondez  mediante la utilización de un hilo de especial que se adapta a los tejidos y que se coloca a través de unas incisiones milimétricas que quedan ocultas debajo del pliegue glúteo. El hilo es pasado junto con un instrumento que lo acompaña y queda ubicado en el tejido graso profundo.

El procedimiento, que está diseñado para personas con glúteos no muy grandes, es simple, se realiza con anestesia local y/o sedación y dura unos 30 minutos aproximadamente.

Las cicatrices que quedan son prácticamente inexistentes, por lo que a nivel estético pasan totalmente desapercibidas. Además, el material con el que están hechos los hilos es nylon o polipropileno, es biocompatible, y no generan rechazo ni anticuerpos en el organismo.

Este procedimiento es de rápida recuperación, aunque se recomienda utilizar una prenda elástica para evitar la inflamación. También, será preciso que la persona permanezca en reposo relativo los tres días siguientes a la intervención, que duerma boca abajo durante las dos primeras noches y que no realice ejercicios físicos hasta pasados los 15 días después de la operación.

Además es importante aclarar que una vez realizada la cirugía, el paciente nunca más podrá colocarse inyecciones en los glúteos por riesgo de pinchar la prótesis. En caso de ser necesario deberá colocárselas en los muslos.

Si además de un lifting de glúteos se requiere ganar algo de volumen, se puede combinar esta técnica con otra llamada transferencia de grasa, que consiste en extraer mediante liposucción grasa del paciente y luego inyectarlo como relleno en la zona glútea.

Para conocer más sobre el tratamiento ¡Contactate ahora!
ABSOLUTA RESERVA Y CONFIDENCIALIDAD
NOMBRE:
APELLIDO:
E-MAIL:
TELÉFONO:
HORARIO DE CONTACTO:
EDAD:
PAÍS:
CONSULTA:
VERIFICACIÓN:
 

Guido 1685 PB - Ciudad de Buenos Aires - Argentina - Tel.: +54 (11) 4811 4313 - contacto@doctorlodolo.com
Rio Gallegos